¿Qué es el autismo?

El autismo es un trastorno del neurodesarrollo que afecta a la interacción social de una persona, a sus habilidades de comunicación (tanto verbal como no verbal) y a sus habilidades para la simbolización y la flexibilidad (comportamientos e intereses a veces restringidos). Pese a lo que se transmite y se piensa, el Autismo no es una enfermedad. Las personas con autismo no están enfermas, sino afectadas por un trastorno que les afecta en su desarrollo en mayor o menor medida. Las capacidades y dificultades de estas personas son variadas. Hay tantos tipos de autismo, como personas con autismo.

Desmontando algunos mitos, cabe aclarar que las personas con autismo sí se comunican, se esfuerzan a diario, y sienten emociones y afecto por las demás personas. No viven aisladas en ningún otro mundo, como suele pensarse. Es cierto que cuentan con limitaciones en algunas áreas, pero tienen muchas otras capacidades que las convierten en personas muy valiosas: son grandes pensadores visuales, pueden tener una gran capacidad para procesar información y pueden ser metódicos y estructurados.
 

Academia de especialistas” muestra de una manera amena y divertida las habilidades especiales que tienen muchas personas con autismo y que no siempre se comprenden cuando se ven desde fuera. Dentro de su labor por hacer llegar el conocimiento del autismo a la sociedad, la Fundación Orange ha producido este cortometraje de animación realizado por el dibujante Miguel Gallardo, padre de una hija con autismo. 

 
La mayoría de las veces, el comportamiento característico del autismo puede identificarse alrededor de los 18 meses o antes de los 2 años de vida. Es fundamental intervenir desde edades tempranas. Todos los niños y niñas con Trastornos del Espectro del Autismo (TEA) tienen la capacidad de aprender, por lo que la intervención temprana es fundamental. Las personas con autismo pueden y deben ser tratadas con terapias y métodos educativos y de apoyo. Se trata de un Trastorno que permanece toda la vida en la persona, cuanto antes se intervenga, mayores podrán ser los avances para la superación de dificultades.

El Azul es nuestro color

El 2 de abril se celebra cada año el “Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo” y ciudades de todo el mundo iluminan de AZUL su edificios más emblemáticos con el objetivo de hacer visible este trastorno.

En palabras del Secretario General de Naciones Unidas:
 

“El Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo no sólo promueve la comprensión, sino que empodera a los padres para tratar de acceder a terapias de intervención temprana y supone un llamamiento a la plena integración social de las personas con autismo. También es una invitación a quienes formulan las políticas para que alienten a las escuelas a que abran sus puertas a personas con autismo. Con el apoyo adecuado, pueden -y deben- ser educados en el núcleo de sus comunidades. Ha llegado el momento de incrementar aún más el acceso y las oportunidades de trabajo de las personas con autismo”.

“En este Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, insto a que se promuevan los derechos de las personas con autismo y se asegure su plena participación e inclusión, como miembros valiosos de nuestra tan diversa familia humana, para que puedan contribuir a crear un futuro de dignidad y oportunidad para todos”.

Mensaje del Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon
con motivo del Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, 2 de abril de 2016

ALGUNOS DATOS

Se trata de un trastorno con una alta prevalencia. Dependiendo de las región donde nos movamos y las investigaciones realizadas, la tasa de autismo puede variar de “1 de cada 150 nacimientos” (la tasa más conocida) hasta “1 de cada 100” o “1 de cada 88”. Los motivos del aumento de esta tasa fundamentalmente están relacionados con el mayor conocimiento de los síntomas tempranos del mismo; cosa que permite el diagnóstico rápido y la intervención temprana.

Si tenemos en cuenta estos datos de prevalencia y los datos de población de nuestra Comunidad Autónoma a 1 de enero de 2015, podemos hablar de más de 55 mil personas con autismo en Andalucía; de las cuáles más de 44 mil son hombres y más de 11 mil, mujeres (por cada 4 niños con autismo se diagnostica a 1 niña, de ahí que la prevalencia sea más alta en hombres que en mujeres).

Población TEA 1/150

Población TEA 1/150 (Hombres, Mujeres)